Joaquín Macías ha visitado Almendralejo para esta petición. / g. c.

Campo

Unidas por Extremadura exige que la aceituna decomisada se convierta en aceite y se reparta entre bancos de alimentos

Joaquín Macías cree que no se debe destruir teniendo en cuenta las circunstancias de necesidades

Gloria Casares
GLORIA CASARES

Unidas por Extremadura ha exigido este viernes que el gobierno de Extremadura no destruya la aceituna que se está decomisando y la transforme en aceite para que pueda ser repartida entre los oenegés que ayudan a personas necesitadas.

El diputado regional Joaquín Macías ha señalado en Almendralejo que hacen esta petición teniendo en cuenta las circunstancias especiales de este año y ante la «cantidad extraordinaria» de aceituna requisadas en Almendralejo.

Macías ha detallado que el depósito municipal de Almendralejo tiene ya más de 20.000 kilos de aceituna, «que podrían ser unos 4.500 litros de aceite».

Por ello, ha pedido a la Junta de Extremadura que «haga lo pertinente para que esa aceituna no se destruya, se transforme en aceite y se distribuya entre las organizaciones que se dedican a repartir alimentos».

«Ante la situación de emergencia alimentaria por los altos precios de la cesta de la compra, creemos que la Junta de Extremadura tiene que actuar con rapidez», ha añadido Macías, quien también ha pedido que esa iniciativa se extienda a otros municipios de la región «donde también se está requisando y se requisará aceituna en los próximos meses».

Porque «este producto no se puede perder», ha sentenciado Macías.

Unidas por Extremadura presentará una iniciativa en la Asamblea regional en este sentido. «Creemos que los kilos de aceituna requisados tienen las garantías sanitarias suficientes y que tienen que ser transformados cuanto antes para poder alimentar a la población tan desfavorecida», ha dicho Macías, quien ha insistido en que la formación realiza esta propuesta ante la cantidad extraordinaria de aceituna requisada en Almendralejo y el alza de los precios de la cesta de la compra.