Juan Antonio Álvarez Lázaro. / g. c.

DO Cava

«Este año se ha terminado el vino base para producir el cava en Almendralejo»

Juan Antonio Álvarez Lázaro será dentro de dos años el primer miembro del consejo regulador de la DO Cava representante de Extremadura

Gloria Casares
GLORIA CASARES

Este empresario agrícola y presidente de la bodega Satiba de compagina su actividad con la organización agraria Asaja y la Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo.

–¿Hay muchos agricultores que han plantado uva acogida al registro de la denominación de origen Cava?

-En Almendralejo estamos 260 personas y en su origen había muy pocas.

-¿Interesa económicamente?

- El año pasado te hubiera dicho que no, que no merecía la pena. De hecho, el año pasado la producción de muchas plantaciones de cava la destinaron a vinos tranquilos normales. Pero este año sí compensa.

-¿A qué se debe?

-En la DO Cava ha habido una revolución, no solo por entrar el consejo regulador otras zonas productoras diferentes a Cataluña, sino porque grandes grupos han desembarcado en el sector y han adquirido grandes marcas que eran empresas familiares. Esas empresas familiares por tradición trabajaban con mucho stock de botellas, pero los grupos internacionales han cambiado esa política y han hecho que se vaciaran las bodegas. Eso ocurrió el año pasado y provocó que hubiera más oferta que demanda, lo que hizo bajar el precio del vino. Pero este año se ha regularizado el precio.También el canal Horeca se vio muy afectado por la pandemia, pero ahora hay más demanda de este tipo de vino y ha hecho que se suba el precio y también el de la uva.

-¿Cómo se ha notado en la producción?

-Habitualmente la producción total de la DO es de 250 millones de botellas y con la pandemia bajó a 215 en el año 2020 y en el año 2021 a 230. Este año otra vez se prevé llegar al mismo nivel de prepandemia y a unos 250 millones. Y en 2023 se prevé que aumente, de hecho no hay vino base en Almendralejo.

-¿Y por qué?

-Este año ante esa buena previsión, se ha terminado el vino base para producir el cava que se venderá en las próximas navidades. Además, hay mucha demanda porque se prevé que aumente el consumo. También ha influido que haya poca producción de uva en Cataluña y de ahí que en Almendralejo no haya. La sequía ha afectado más en Cataluña y por eso este año se están surtiendo de otras zonas productoras dentro de la DO, como Almendralejo.

–Por eso habéis pedido que se revisen los precios.

–Sí porque en otras zonas, como Requena, se ha pagado mucho más. Si no llegamos a los límites de allí, vale, pero al menos que el agricultor se vea beneficiado también de esa circunstancia.

-¿Habrá sentado muy mal la intención de limitar la superficie?

–Sí, pero nos temíamos que fuera así. Porque aunque ahora estemos representadas otras zonas, los catalanes suponen el noventa y tantos por ciento de los votos. Lo que hay es que hacerles ver por convencimiento y por lógica que hay zonas, como Extremadura, donde hay capacidad de crecimiento. Igual hay que hacer también una zonificación para la superficie.

-¿Qué le gustaría aportar dentro de dos años en el consejo rector?

-Que conozcan la zona de primera mano y que tomen conciencia de manera directa de lo que aquí se hace. Y que nos sintamos como zona y parte de la DO.