Con la obra se quitarán los bancos, pero los veladores seguirán con la misma superficie. / g. c.

La reforma de la calle Real eliminará los bancos de hormigón y elementos de publicidad

La obra, que se financiará con fondos europeos, comenzará tras las Navidades

Gloria Casares
GLORIA CASARES

La obra de reforma de una parte de la céntrica calle Real de Almendralejo permitirá renovar todos los servicios básicos y el pavimento y eliminará los cinco bancos de hormigón, las farolas y los mupis informativos.

La concejala de Comercio, Josefina Barragán, avanzó que la intención de esta reforma es la de eliminar elementos del mobiliario urbano que se consideran un obstáculo, así como buscar la homogeneidad del pavimento con respecto al resto de la calle Real. Además, se busca dar solución a las aguas pluviales.

La obra, que afectará desde el cruce de la calle Moreno Nieto con la Plaza de la Constitución, ya ha sido licitada y se prevé que se inicie a finales de enero o principios de febrero.

En total serán 570 metros cuadrados y 60 metros lineales de esta calle a los que afectará la obra. El pavimento cerámico de color tierra de la actualidad será sustituido por baldosas de granito de dos tonalidades.