Recorrido de protesta de los aceituneros hacia una de las fábricas de aderezo en Almendralejo JR PALACIÓN

La jornada de protesta hace que se paralice la recogida de aceitunas en Tierra de Barros

La Unión convocó ayer jueves un paro por el precio al que se está pagando la aceituna de verdeo

Gloria Casares
GLORIA CASARES

A las 11 de la mañana, agricultores de la comarca Tierra de Barros se han reunido en el recinto ferial de Almendralejo para protestar por el precio de la aceituna de verdeo, que ahora mismo se está vendiendo por debajo de los costes de producción. La manifestación, organizada por La Unión Extremadura, ha seguido hasta la industria Fruype, y después hasta el Ayuntamiento de Almendralejo.

Con esta protesta, la Unión Extremadura quiere que las administraciones la mediación para conseguir unos precios de aceituna de verdeo que sean justos.

Los agricultores de la comarca han denunciado que se empezó pagando a 0,90 euros, como ocurre en Andalucía, y han bajado a 0,60 euros, según han explicado.

El secretario técnico de La Unión, Luis Cortés, ha indicado que esta situación «es ilegal por la Ley de libre competencia», ya que considera que los industriales «se han puesto de acuerdo para bajar el precio». Además, ha afirmado que tampoco se estaría cumpliendo la Ley de la cadena alimentaria «porque no se pueden pagar productos por debajo de los precios de coste». Es por ello que han realizado una manifestación que ha partido del recinto ferial, pasando por una factoría de procesado de aceitunas, para continuar su camino hasta el ayuntamiento. El objetivo pasaba por entregar una carta a la Administración local para que traslade el malestar del colectivo a la Junta de Extremadura y al ministerio.

La Unión ha explicado que han presentado una denuncia ante el AICA y la Administración regional, añadiendo que plantearán llevar a cabo más acciones de protesta ante la Consejería de Agricultura si no obtienen una respuesta en un plazo de cinco o seis días, informan desde la emisora municipal de Almendralejo.