El nuevo quiosco de la Piedad sólo ha estado abierto durante semanas. / hoy

La gestión del quiosco de la Piedad vuelve a salir a licitación junto a otros como el del Cantalgallo

Los empresarios no encuentran atractivo el quiosco del atrio y sigue cerrado a pesar de que el Ayuntamiento construyó una cocina

Gloria Casares
GLORIA CASARES

El Ayuntamiento de Almendralejo ha abierto el plazo para la concesión administrativa de cuatro quioscos de la ciudad, entre ellos, el del atrio de la Piedad, al quedar de nuevo desierto el concurso que ha salido ya en varias ocasiones.

Hay que recordar que desde que se realizasen las obras de construcción de una cocina independiente al quiosco para mejorar las condiciones de explotación no ha sido gestionado por ningún empresario. Este quiosco sólo ha estado abierto de forma temporal por algún empresario durante alguna fiesta concreta o por una asociación.

Ante ello, el equipo de gobierno ha vuelto a licitarlo y junto a él otros como el del parque de Las Mercedes, el de golosinas de la carretera de Santa Marta y ahora también el nuevo de Cantalgallo, que sale a licitación por primera vez.

En todos los casos la explotación será por un periodo de cinco años.

Para el quiosco de la zona de Cantalgallo, los interesados en gestionar este espacio tienen hasta el 15 de julio para presentar las ofertas; para el resto hasta el 5 de julio.

A diferencia de otros procesos de adjudicación, en este caso solo se podrá tramitar a través de la Plataforma de Contratación del Estado, teniendo que darse de alta en la misma para realizar los trámites.

También estará publicada toda la información en el Perfil del Contratación de la página del Ayuntamiento.

Los cánones por los que salen a licitación van desde los 44,26 euros para el de chuches a 323,52 euros al mes para el de Las Mercedes. El del parque de La Piedad sale a licitación por 235,05 euros al mes y el del Cantalgallo por 209,02 euros al mes.