Borrar
La plantilla del CV Almendralejo celebra el triunfo en el derbi que sellaba la permanencia HOY
La metamorfosis de un estoico CV Almendralejo tras tocar fondo

La metamorfosis de un estoico CV Almendralejo tras tocar fondo

Su crisis económica y deportiva amenazaba la viabilidad del proyecto, pero recondujo su rumbo y selló la salvación con una gran segunda vuelta

Manuel García

Almendralejo

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Jueves, 4 de abril 2024, 09:36

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Hace algo más de tres meses Luis Miguel Díaz lanzó la voz de alarma por la crítica situación del CV Almendralejo que preside: «Si esto sigue así, será la última temporada... si es que terminamos esta». Asfixiado y sin liquidez, el proyecto agonizaba abocado a un destino que no pudieron esquivar el CPV y el AD Cáceres recientemente y que amenazaba con fulminar a otro representante extremeño en Superliga 2. Unos ingresos exiguos provenientes del entramado privado y la incertidumbre y retrasos derivados de una aportación institucional demasiado etérea ponían en jaque al equipo de Tierra de Barros. Pendía de un frágil hilo que sostenía la gestión de su máximo dirigente, cuya calculadora echaba humo con unas cuentas que no cuadraban. «Ha sido una odisea, nos ha pasado de todo», narra.

En febrero, justo en el clímax de su desgracia, el club cerró un anticipo de 10.000 euros aportado por una empresa local que rescató de una muerte segura al conjunto almendralejense. Con ese dinero, un 15% de lo correspondiente a la partida de la Fundación Jóvenes y Deportes y un préstamo bancario contuvieron la hemorragia tras una angustia inenarrable. «Era una presión total, de estar maniatados y no poder hacer nada. Además, si no viajábamos nos restaban puntos y nos quitaban los avales deportivos de los dos equipos, habría sido un desastre».

Esa semana coincidió con su única incursión a las cloacas de la clasificación tras caer frente al Valladolid. Por primera vez pisaba terreno minado del descenso. «Tocamos fondo cuando nos ponemos penúltimos, era un bajón total, estábamos hundidos, no nos merecíamos esa situación», relata. Reconoce que a nivel deportivo no han estado a la altura, todo lo que rodeaba al club se trasladaba a la pista, «los partidos eran horrorosos, jugando mal, con poca actitud y ganas». Sin embargo, a partir de ahí la reacción fue rotunda, «el corazón de cada uno salió a flote y nos hizo sobreponernos con una segunda vuelta que ha sido de las mejores de la liga». En un año de sombras y sinsabores, llegó la catarsis con una trama digna de un guion cinematográfico. En el primer fin de semana de marzo, que coincidía con la presentación de los equipos de cantera, el calendario le deparaba una doble cita ante los dos primeros clasificados, Textil Santanderina y San Sadurniño, en plena porfía por despegarse de la zona caliente. Eran las peores parejas de baile posibles, pero el escenario tornó el drama en una fiesta. El pabellón San Roque vibró con la gesta de sus gladiadores, que tumbaron a los dos máximos colosos de la competición y sumaron cinco puntos (vencieron 3-2 al primero y 3-0 al segundo) que les allanaban el camino hacia la salvación. Luego vino el triunfo ante el Sporting Soria, rival directo, y dependían de sí mismos para rubricar una permanencia que sellaron en el derbi ante el Grupo Laura Otero; cerrarán este sábado a las 17.00 visitando al Boiro.

Próxima temporada

Con el billete de plata en el bolsillo, el futuro se atisba con otro talante, «es una sensación de bienestar y de trabajo bien hecho», aunque el presidente de la entidad extremeña no confirmó si se inscribirán en Superliga 2 en la 2024/25. Todavía queda poner en orden muchas aristas financieras equilibrando lo que resta por ingresar y las devoluciones de deudas contraídas.

Aunque no esconde que los momentos mágicos vividos y las perspectivas halagüeñas que le llegan de los patrocinadores y nuevos interesados en colaborar con el club le han insuflado energías renovadas: «Si me lo preguntas hace un mes lo veía muy negro, pero ahora dices, cómo no vamos a seguir peleando, trataremos de tenerlo mejor atado que el año pasado». Pero supedita ese horizonte a un mayor compromiso de las administraciones en las cantidades y las ventanas de pago, «que haya una seguridad, si es hasta x cifra, ya lo sabemos y a partir de ahí decidir si podemos o no, pero siempre la misma partida».

A efectos de viabilidad era vital no caer a Primera Nacional, «porque si no te mantienes todo lo negativo que llevas arrastrado te manda a la quiebra». Aunque no esconde el desgaste por el peso que recae sobre sus hombros. «He sido padre primerizo y valoro más las cosas, es un hobby pero te tiras un fin de semana con el voleibol y quién te lo agradece, es una lucha constante entre lo que quieres y esa realidad».

Luis Miguel Díaz desvela que las relaciones con la Federación Extremeña están rotas por un conflicto concerniente a las elecciones, denunciando que no les permiten participar en la votación, y sienten cierto abandono, «porque en la fase de ascenso –el curso pasado– tuvimos cero apoyo económico ni siquiera con el autobús para viajar a Castellón, al igual que en la Copa Príncipe».

Respecto a la Federación Española, considera prioritario que intervenga en el apartado de unos viajes que en muchos casos cubren largas distancias y rememoraba los problemas que han sufrido al coincidir sus desplazamientos a Canarias con el Carnaval. «No encontrabas nada para dormir, eran unos precios desorbitados, por una furgoneta para desplazarnos del pabellón al hotel nos pedían entre 1.000 y 1.500 euros, era más viable coger el bus urbano o ir andando».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios