Manuel Franganillo antes de la junta de acreedores. / pakopí

El acuerdo de la junta de acreedores del Extremadura, sin confirmación aún

La jueza debe decidir antes del viernes si ratifica el convenio entre el Extremadura y los acreedores

RAÚL PEÑA

El Extremadura tampoco va a tener esta semana tranquila. Si hace menos de siete días el club estuvo en vilo por una posible huelga de los jugadores, que conllevaría a la expulsión de la competición, y hace dos semanas se llevó a cabo el único fin de semana de huelga por parte de jugadores y cuerpo técnico, ahora la entidad azulgrana está esperando la decisión de la jueza, que se tomará el viernes como máximo, sobre el acuerdo adoptado en la junta de acreedores.

La jueza del Juzgado de lo Mercantil de Badajoz aún no ha ratificado el acuerdo, aunque lo tenía que haber hecho hace ya varios días. Eso supone que ha habido algunos acreedores que se han opuesto al convenio y que han presentado sus recursos. La jueza está estudiando la viabilidad del caso y esperando para ver qué decisión tomar, si dar el visto bueno al acuerdo adoptado en la junta de acreedores o si tumbar la decisión adoptada por el 68 por ciento de los acreedores.

Si la jueza decide no ratificar el convenio el club entrará en un proceso de liquidación que conllevaría su desaparición. Si la jueza decide aceptar el acuerdo el Extremadura ganará tiempo para buscar inversión para hacer frente a las deudas que mantiene con jugadores, cuerpo técnico y trabajadores.

Por lo tanto, el futuro del club depende de dicha decisión, que la jueza tendrá que anunciar antes de este fin de semana. Una jornada más, el Extremadura no sabe todavía si habrá competición para ellos o no.

Los jugadores continúan entrenando mientras el club sigue esperando que se ratifique el acuerdo de la junta de acreedores por parte de la jueza encargada del caso.