Muchos de los robos son mediante el sistema del butrón. / Hoy

La Comunidad de Labradores exige más vigilancia ante la «proliferación de robos» en instalaciones agrarias

Aseguran que la subida del precio del combustible y de la chatarra hará que haya aún más robos

Gloria Casares
GLORIA CASARES

La Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo denuncia la proliferación de robos en instalaciones agrarias y exige a la Delegación del Gobierno y al Ayuntamiento la dotación de más recursos humanos para intensificar el control y vigilancia de fincas.

En su opinión, si no se intensifica la vigilancia con más efectivos de la Guardia Civil y de la Guardería Rural, se incrementará este tipo de delitos con la puesta en marcha de los pozos de riego en las próximas semanas, ya que estiman «sustraerán grupos electrógenos, bombeos y gasóleo, entre otros materiales».

Aseguran que la subida de los precios de los combustibles y de la chatarra «harán que estos delitos se incrementen notablemente si no se toman medidas urgentes por parte de las administraciones». La Comunidad de Labradores ha constatado, a través de algunos de sus socios, que en los últimos meses estos robos han proliferado y, utilizando el sistema del butrón, se hacen con todo tipo de material que consideran de valor para su venta en el mercado negro.

A ello se suma lo que califican como «mal estado de la red de caminos y pistas agrarias de Tierra de Barros», lo que hace que los delincuentes actúen cada vez más cerca de los núcleos urbanos «con total impunidad ante la falta de control y vigilancia».

Reclaman, además, que esa vigilancia se extienda al casco urbano, donde también se están produciendo muchos robos en naves agrícolas, para que agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional puedan patrullar, sobre todo de noche, para evitar estas situaciones. EFE

1010443

gcm