Zona del parque de la Libertad llena de chicles pegados al suelo. / g. c.

Compran una máquina para limpiar de chicles las zonas peatonales

«Al final es invertir tiempo, dinero y esfuerzo en una cuestión que podría estar solucionada con la colaboración ciudadana», apunta Álvarez

Gloria Casares
GLORIA CASARES

Los servicios de limpieza han adquirido una máquina para limpiar chicles, que se pretende utilizar para limpiar sobre todo zonas peatonales, como la avenida de La Paz o la calle Real, que son las más afectadas por las negras manchas redondas que saltean calzadas.

La máquina, que requiere de dos operarios para su manejo, se ha puesto en marcha hace algunas semanas y se va a incidir precisamente en esas dos zonas.

El concejal de Limpieza, Manuel Álvarez, dio a conocer esta campaña especial y pidió la colaboración ciudadana para evitar que se sigan tirando los chicles a la calzada, quedando pegados y haciendo imposible su retirada si no es con ayuda de esta máquina.

«Al final es invertir tiempo, dinero y esfuerzo en una cuestión que podría estar solucionada con la colaboración ciudadana», sentenció el edil.

Hasta el momento no se han puesto sanciones administrativas en este sentido, ni tampoco por no limpiar excrementos de perros en las calles o por dejar tirada la basura al lado de los contenedores, pero advierte que «si no hay otro remedio», llegarán. Para ello se trabaja con la Policía Local en la posibilidad de que haya patrullas de paisano para advertir y, si es necesario, sancionar el incumplimiento de las ordenanzas ciudadanas.

Por otra parte, el concejal anunció una segunda campaña de limpieza centrada en la desinfección de los juegos infantiles. Esta campaña llegará a todos los parques de la ciudad y, como novedad, la desinfección se hará con un producto más ecológico y alternativo a la lejía, ya que es menos agresivo para las personas, las prendas y también para los elementos.