Representación teatral con motivo del día del refugiado en la calle Real. / g. c.

La ciudad acoge una treintena de refugiados de cuatro países

De Ucrania han llegado nueve menores y cinco familias, pero antes llegaron dos familias de Cuba, una de Venezuela y otra de Brasil

Gloria Casares
GLORIA CASARES

En Almendralejo viven en estos momentos una treintena de refugiados llegados desde varios países. Los últimos son los nueve menores y cinco familias de Ucrania que han llegado con motivo de la invasión de Rusia a su país y ante el desabastecimiento y la inseguridad han decidido coger sus pertenecientes y trasladarse a Almendralejo.

Algunos lo harán mientras dure el conflicto armado, pero otros probablemente ya no regresen a su país. Puede ser el caso de un mecánico ucraniano, que ya llegó a Extremadura con trabajo y desde entonces ha encontrado una vida más tranquila.También dos señoras que están trabajando en fábricas.

Otros no han tenido la misma suerte y, aunque están alojados en pisos de alquiler, aún no han logrado trabajo.Pero son muchos los países en los que no se le garantiza la seguridad a sus ciudadanos, la mayoría por motivos políticos. Tal es el caso de dos familias de Cuba y una de Venezuela que residen en Almendralejo como refugiados políticos. Además, hay una familia de Brasil también con estatus de refugiado.Estos datos los facilitó ayer la concejala de Servicios Sociales, Isabel Ballesteros, durante el acto celebrado en Almendralejo con motivo del Día Mundial del Refugiado. La Agencia Extremeña de Cooperación organizó una representación teatral y el izado de la bandera blanca en la calle Real por el alcalde, José María Ramírez.

Este Día Mundial de las Personas Refugiadas se celebra en Almendralejo con diferentes actos organizados por Aexcid y que lleva a cabo Aupex, bajo el lema «Quien sea, donde sea, cuando sea».

También se podrán adquirir productos en una tienda que se instalará.

La jornada terminará a las 13.30 horas con una proyección «Bienvenidos a España» en el centro Cultural San Antonio.