La Calzada Romana ha sido arreglada con 800.000 euros de la Junta de Extremadura. / hoy

El Ayuntamiento quiere construir zonas de descanso para peregrinos en la Calzada Romana

La intención es que puedan descansar en algunos tramos de la Ruta de la Plata, para lo que se va a solicitar subvención europea

Gloria Casares
GLORIA CASARES

Almendralejo está en uno de los trazados del camino de Santiago, que discurre por la calzada romana, sin embargo, hay pocas referencias a ello en la ciudad.

Ahora la idea es revertir este hecho y poner en valor esta ruta con la construcción de zonas de descanso para peregrinos en la citada calzada.

El alcalde de Almendralejo, José María Ramírez, recordó que ese camino lo utilizan mucho los peregrinos, aunque no es muy frecuente verlos por la ciudad. «Nos han dicho que durante las obras han visto pasar muchos peregrinos, no menos de cincuenta cada día en ocasiones, y utilizan los puentes que se han hecho y las zonas de descanso».

Por ello, anunció que la intención del equipo de gobierno en el futuro es construir zonas de descanso para los peregrinos que hagan esa ruta y financiarlas incluyéndolas en planes de sostenibilidad turística o planes europeos. Se trataría, aclaró, de pequeñas zonas de sombra para descanso y no de construcciones que pudieran ser objeto de actos vandálicos o robos.

Este anuncio lo hizo durante la visita que realizó junto al secretario general de Agricultura, Manuel Mejías, a la calzada romana, que ha sido rehabilitada con una aportación de 800.000 euros de la Junta de Extremadura.

La obra, que ha permitido, está previsto que concluya en los próximos días.

El alcalde recordó que los destrozos fueron muy cuantiosos en caminos rurales como consecuencia de los dos episodios de lluvias torrenciales que se vivieron el pasado otoño en la zona.

Por ello, están pendientes, adelantó, de las ayudas solicitadas al Ministerio de Política Territorial para paliar el desembolso realizado y los pendientes por el Ayuntamiento con fondos propios para restaurar esos daños. Las ayudas pueden llegar al 50% de lo invertido.

El estado de los caminos rurales y vías pecuarias, como es el caso de la calzada romana, hacía necesaria una intervención para restaurarlos, también en el camino Lobón o el padrón Redondo. «Lo teníamos solicitado, pero todo esto lo que ha hecho es acelerar el proceso», concluyó el alcalde.