La calefacción funciona, pero hay ventanas de hierro y persianas viejas que hacen que se pierda el calor.. / g.c.

La AMPA del San Roque pide obras de calado para renovar el colegio

Considera que las obras de mantenimiento que hace el Ayuntamiento no son suficientes para unas instalaciones tan antiguas

Gloria Casares
GLORIA CASARES

La Asociación de Padres y Madres de Alumnos de San Roque reclaman inversiones de calado para acometer obras de renovación y actualización las instalaciones del colegio, que en algunas zonas se han quedado obsoletas, y que complementen las habituales de mantenimiento.

Este colegio público, inaugurado en 1950, cuenta aún con dos aulas con ventanas de hierro, lo que complica el aislamiento y conlleva que, a pesar de contar con calefacción funcionando, los alumnos pasen frío en invierno y calor en verano. Así lo han apuntando desde la directiva de la ampa en declaraciones a HOY, que lamentan que se trate de «un problema muy viejo y si no le haces nada, se te viene abajo». «Lo que se hace habitualmente son lavados de cara, que se agradecen, pero no sirve para mantener un colegio tan antiguo».

Sin persianas

Además, hay nueve aulas aún con las persianas verdes de hace décadas, ya que aún no se han sustituido por las persianas dobles de plástico que se enrollan, que permiten mejorar el aislamiento. En esta misma circunstancia están otros espacios como los despachos de los directivos o la sala de profesores, apuntan las mismas fuentes.

«Lo que hace el Ayuntamiento no es suficiente, porque, por ejemplo, hay goteras en el gimnasio y vienen y las tapan, pero hay que ver de dónde vienen. Porque esas humedades las respiran los niños», apuntan.

Otro de los casos es que la falta de unas persianas adecuadas que quiten la luz del exterior en verano ha obligado a que algunos maestros tengan que poner papeles o cartones en las ventanas para que se pueda ver bien la pizarra digital.

Por último, recuerdan los padres, está el estado del pavimento del patio, «mi hijo se rompió el año pasado un diente cuando tropezó y de pantalones rotos por las caídas, ni te cuento», asegura una madre consultada por HOY.

Desde el claustro de profesores confirman esa situación de unas instalaciones antiguas, en las que no se ha invertido lo suficiente para actualizarlas.

Consejo Escolar

Precisamente, el colegio ha ido informando de todo ello en el Consejo Escolar Local, en el que están representados tanto el Ayuntamiento como la Junta de Extremadura. Y se han remitido informes sobre las necesidades del centro. Entre ellas no están los problemas de calefacción, corrigen, sino de aislamiento.

Por su parte, el concejal de Educación, Manuel Álvarez, ha reconocido a HOY que son conscientes de esos problemas del edificio y por ello ya han solicitado inversiones de mejora a la Consejería de Educación, que son los responsables de realizar las obras de calado en los centros educativos. «Ya está en manos de la Consejería. Sabemos que está hecho el proyecto de sustitución de cerramientos metálicos y de las ventanas y falta que se liciten las obras», apunta el edil.

Tanto las familias como los docentes del colegio San Roque niegan que haya celos entre los colegios. «Nos alegramos muchísimo de que en otros centros hagan inversiones muy cuantiosas, pero pedimos que también se acuerden de nosotros», aseveran en referencia a las inversiones que ha hecho la Consejería de Educación en otros colegios de Almendralejo recientemente.