Puente sobre el arroyo Harninas que quedó roto por la riada. / g. c.

Almendralejo recibe medio millón de euros para reparar los daños de la riada del año pasado

El alcalde ha anunciado que en breve comenzarán las obras que quedaban pendientes de unos daños que ascendían a un millón de euros

Gloria Casares
GLORIA CASARES

El alcalde de Almendralejo, José María Ramírez, ha anunciado que en breve comenzarán a ejecutar el resto de las actuaciones pendientes de arreglo de los desperfectos causados como consecuencia de las tormentas y riadas del año pasado, gracias a la subvención de 503.000 euros recibida del Gobierno Central.

Ramírez ha anunciado este miércoles esta ayuda, que corresponde al 50% de los más de 958.000 euros en los que se cuantificaron los daños causados por el temporal por parte de los técnicos municipales.

El informe realizado entonces estableció en 23 las actuaciones concretas que eran necesarias tras los daños, «fundamentalmente reparaciones en parques y jardines» y en zonas como la plaza de la Constitución, avenida de La Paz y caminos públicos.

«De las 23 se han aprobado 22, ha quedado fuera una de algo más de 4.000 euros», ha señalado el regidor, y a las que ha podido optar gracias a la declaración de siniestro grave de la Junta de Extremadura, «que propicia que se pudieran acogerse los municipios a las ayudas del Gobierno con carácter general».

Tras los daños, «se actuó de urgencia en muchísimos lugares y nos pusimos manos a la obra», fruto de lo cual se invirtieron 264.000 euros del casi millón de euros en los que se cifraron los daños.

Ahora las actuaciones pendientes están relacionadas con los caminos rurales y también con daños en las avenidas Rodríguez Ibarra y Sevilla.

«Ahora se abre el plazo para ejecutar y la entidad que lo gestiona es la Diputación y hay que ir mandando las certificaciones de los que se ha hecho y de lo que se va haciendo».

Respecto a las ayudas para particulares, Ramírez ha señalado a preguntas de los periodistas que «sé que algunas se han dado, no muchas» y que se suman a las que se dieron a familias con escasos recursos, a las que se ayudó desde el fondo de contingencia que gestionan los Servicios Sociales.

«Y algunas industrias también las han pedido, pero no sabe si las han conseguido», ha aseverado.